lunes, 15 de julio de 2013

NOTICIAS DEL NOA EN CLAVE DE GÉNEROS

una buena y una mala


*Por Laboratorio de Comunicación y Género

En esta nota, vamos a recuperar dos noticias provenientes de provincias del noroeste de nuestro país, que dan cuenta de un mapa complejo y a veces contradictorio en materia de géneros y políticas públicas.
En primer lugar, la buena. En el Concejo Deliberante de la ciudad de Salta, se le puso freno en el día de ayer, a un proyecto para declarar como “pro vida” a la ciudad, además de una serie de medidas violatorias de los Derechos Humanos de las mujeres. La iniciativa había sido impulsada por legisladores del Peronismo Disidente de Juan Carlos Romero y fue rechazada por amplia mayoría. Incluía, entre las propuestas, la prohibición del uso y distribución de la “pastilla del día después” en las dependencias de la ciudad, sumado a la suspensión de los protocolos de atención por los abortos no punibles. Este proyecto, festejado por los sectores más fundamentalistas de la iglesia Católica en salta, apuntaba directamente a socavar los logros y conquistas de la lucha del movimiento de mujeres en el país.
Nuevamente, aparece el eufemismo de “Pro vida” para aludir a aquellas posiciones que en realidad atentan contra la vida  y la decisión de las mujeres. Una prueba de esto, es que el proyecto incluía como iniciativa, una asignación para las mujeres que continúen con su embarazo producto de violación. Esta propuesta pone de manifiesto una visión del cuerpo femenino como recipiente, y a las mujeres como objetos, y no sujetas capaces de decidir sobre su sexualidad y su futuro.
La otra noticia desde el NOA, es mala. Alberto, el padre de Paulina Lebbos, aquella joven tucumana de 24 años, estudiante de Comunicación Social, asesinada en febrero de 2006 fue agredido por la policía provincial cuando realizaba un reclamo de justicia frente a la Casa Histórica de Tucumán. Paulina fue violada y asesinada en un confuso episodio donde fue denunciada la alteración de pruebas por parte de la policía y la connivencia con el poder político provincial encabezado por Alperovich.
Según la agencia Red Eco Alternativo, Alberto había denunciado días antes de este ataque, que el asesinato de Paulina habría sido perpetrado por "los hijos del poder", mencionando como uno de los involucrados a Gabriel Alperovich, hijo del gobernador. Posteriormente, el 9 de julio, encabezó una movilización para hacerle llegar a la presidenta Cristina Fernández su reclamo de justicia, en el marco de los actos por el aniversario de la Declaración de la Independencia. Fue en este marco que la policía provincial impidió su llegada a la Casa Histórica.
El femicidio de Paulina y el encubrimiento posterior del poder político, da cuenta del arraigo del machismo en las instituciones. También de una impunidad criminal que deja a las mujeres indefensas ante la violencia sexista culturalmente instalada.
Los dos hechos recientes que citamos aquí, dan cuenta de un camino con marchas y contramarchas, de las correlaciones de fuerzas, pero sobre todo de los logros y dificultades que enfrenta la lucha de las mujeres por una sociedad igualitaria donde todas seamos libres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada